Lenguas inventadas, ¿realidad o ficción?

lenguas inventadas

Teniendo en cuenta la cantidad de lectores que visitaron nuestro post top 5: idiomas inventados hoy queremos actualizarlos y añadir más lenguajes ficticios que nos proponéis. Así que sentaos y disfrutad de este post detallado sobre ellos.

Desde hace más de lo que todos suponemos, existe la curiosa tendencia por parte de escritores, directores y guionistas, de inventar idiomas nuevos.
Surgen del afán de crear obras con identidad suficiente como para calar en el público, y crear un lenguaje propio suele ser un valor seguro para conseguir que no caigan en el olvido.
A veces esos idiomas consiguen tener seguidores suficientes como para pasar más allá de la pantalla y llegar a utilizarse en círculos muy selectos. Muchos de ellos han llegado a crear escuela y pueden incluso “estudiarse”.
Veamos algunos ejemplos de estas lenguas más en profundidad:

Na’vi:

La película de Avatar (James Cameron) nos trajo el na’vi, lengua oficial ficticia hablada por los habitantes de Pandora. Fue el propio Cameron quien encargó su creación al profesor del USC Marshall School, Paul Frommer. La verdad es que es de suponer que en un film tan fantástico y evocador no podía faltar un lenguaje propio. Actualmente, este idioma ha superado con creces las 2000 palabras y aumenta cada día con las propuestas de miles de fans; eso sí, siempre bajo el veredicto de Frommer para añadirlas a tan especial diccionario.

Pársel:

J. K. Rowling no podía ser menos. La autora de la saga de Harry Potter crea en sus libros, que luego se llevan al cine, la lengua pársel. Este idioma ficticio caracterizado por silbidos y susurros es el que hablan las serpientes. La habilidad de hablar pársel es extremadamente extraña, y es una de las razones por las que Salazar Slytherin (fundador de la casa Slytherin) era famoso. Nuestro amigo Harry tiene el poder de hablar y comprender esa lengua porque ése es uno de los muchos poderes que Voldemort le transfirió cuando le atacó siendo tan sólo un bebé.
Warner Bros. Company incluso ha creado un traductor pársel para todos aquellos fans que quieran utilizarlo.

Mangani:

Mangani es la lengua inventada propia de los grandes simios en las novelas de Tarzán (Edgar Rice Burroughs). Es un idioma general que hablan gran cantidad de especies de primates, incluido Tarzán, y que entienden en diferente grado otras especies de la selva.
Está caracterizada por basarse en una serie de gruñidos y bufidos y pretende definir tan solo conceptos básicos, sustantivos y acciones sencillas de la vida en la selva. Acordaros del “Tú Jane, yo Tarzán”.
También tiene una versión escrita que es mucho más compleja y muy similar a algunos dialectos africanos.

Quenya:

Es el más conocido de los lenguajes ideados por Tolkien, y fue usado en su libro “El Señor de los Anillos”, y posteriormente llevado al cine, siendo su texto más extenso el poema “Namárië”.
El quenya es el idioma en que se comunican los altos elfos, sin olvidar que en las historias de Tolkien hay varios habitantes de la Tierra Media con lenguas específicas.
Hay muchas páginas web que ofrecen cursos gratuitos y video-tutoriales para aprender la lengua élfica, incluso comunidades que analizan textos de los libros y conversaciones de las películas.

Alienese:

Criptografía ficticia usada en la serie Futurama (Matt Groening) para codificar algunas inscripciones alienígenas. En futurama hay varios idiomas extraterrestres, llamados “alfabeto alienígena uno” y “alfabeto alienígena dos”. Es fácil descifrarlo, ya que hay muchas escenas en la serie en las que el texto aparece en inglés y su correspondencia en alienese.
Sus creadores lo emplean para ocultar algunas bromas a los espectadores, de forma que sólo los más fans puedan comprenderlas. Por ello mucha gente ha estudiado este idioma inventado y hay auténticos expertos en él.

Dothraki:

El Idioma dothraki es una lengua construida para el pueblo ficticio dothraki, habitantes nómadas del Mar Dothraki en las novelas de George R. R. Martin, Juego de Tronos, y en su adaptación televisiva posterior.
Martin ideó parte del léxico dothraki, pero a la hora de dedicarse a la creación cinematográfica de la serie necesitó establecer unas bases más sólidas del idioma. Para ello propuso un proceso de selección en el que David J. Peterson, miembro de la Sociedad para la creación de idiomas, fue el elegido para crear los diálogos en la serie emitida por HBO.
A día de hoy existen más de 3000 palabras, pero sólo su creador conoce la gramática. Sin embargo, la comunidad Dothraki prolifera en sitios que ofrecen información sobre el idioma y video-tutoriales sobre cómo hablarlo.

Nadsat:

Inventado por el lingüista, novelista y compositor Anthony Burgess, este es el idioma en que hablaban los jóvenes del libro y largometraje “La Naranja Mecánica”, y está basado principalmente en el inglés y algunos términos rusos.
La curiosidad de este idioma radica en el hecho de que carece de palabras abstractas, recurso mediante el cual el autor deseaba plasmar la superficialidad juvenil de los personajes de su libro.
A día de hoy hay varios recursos web donde poder encontrar diccionarios nadsat. De hecho, el autor decidió incluir un glosario nadsat en cada uno de los idiomas a los que se tradujo su libro.

Klingon:

El kligon es el idioma ficticio hablado por los Kligons en el universo Star Trek. Su creación coincide con la primera película de la saga y fue desarrollado por el lingüista estadounidense Marc Okrand para los estudios Paramount Pictures.
El libro Guinness de los Récords lo considera el lenguaje de ficción más hablado en el mundo (2006). Más de 7.000 personas lo emplean, aunque no más de 100 son verdaderos expertos. Los fans más fervientes pueden asistir a los campamentos kligon, e incluso existe el Instituto del Lenguaje Kligon. Por si ello fuera poco, Microsoft lo incluyó en el traductor de Bing (aunque decidió no incluir idiomas reales como el serbio o el croata).
La lengua nativa de los Klingons tuvo su primer diccionario en 1985. Con el tiempo hasta se tradujeron obras de Shakespeare como Hamlet a este idioma.

Esperanto:

El esperanto surge como un proyecto destinado a ser una lengua internacional y políticamente neutral, sencilla y popular. No estamos ante un lenguaje de ficción creado por un escritor o un director de cine. El oftalmólogo polaco L. L. Zamenhof, su creador, extrajo el vocabulario de muchos idiomas, en gran parte del latín y en menor medida de lenguas germánicas, eslavas, del griego y del hebreo.
Según las estadísticas, esta es la lengua construida más hablada del mundo hoy en día, que contiene entre 100 000 y 2 000 000 de hablantes, de los cuales, entre 1000 y 10000 son nativos, pese a que a día de hoy ningún país ha adoptado el esperanto como lengua oficial. Además, varias universidades incluyen el esperanto en sus cursos de Lingüística.
Gracias a las nuevas tecnologías el esperanto ha ganado fuerza, pudiendo encontrar miles de páginas webs y comunidades en este idioma, incluso en 2011 surgió Muzaiko, la primera radio que retransmite 24h por internet en esta lengua.

En el artículo de semana que viene Aspectos a tener en cuenta al encargar una traducción proponemos algunas opciones para los que necesitéis traducir un texto.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *