Un puente abierto a la libertad en Budapest

puente de la libertad budapest

Pocas veces la voz de los ciudadanos consigue que las instituciones se movilicen para “aparcar” los coches y dar prioridad a las personas en el uso del espacio púbico.

Afortunadamente, podemos decir que los felices habitantes de Budapest, la capital húngara, han conseguido una victoria en este ámbito logrando que el ayuntamiento de la ciudad cierre al tráfico uno de los lugares más pintorescos de la ciudad, el Puente de la Libertad, para que lo ocupen cientos de personas con conversaciones, algo de picar y los excelentes vinos de Hungría.

En cierta forma, podríamos decir que este puente húngaro, pese a estar cerrado, vuelve a estar más abierto que nunca.

Menos humos y más personas en la capital de Hungría

Todo comenzó en el verano de 2016, cuando unas obras obligaron a las autoridades húngaras a cerrar el Puente de la Libertad durante 3 meses. Una decisión que suele ocasionar quejas, pero que en esta ocasión tuvo consecuencias felizmente inesperadas

La gente de Budapest se tomó el problema como una oportunidad y, de manera totalmente espontánea, empezó a ocupar ese nuevo espacio para sentarse en el suelo, charlar animadamente, tomar una cerveza al atardecer y disfrutar de la ciudad desde una perspectiva completamente nueva.

El fin del verano llegó, y con él, el final de las obras del Puente de la Libertad que volvía a recuperar así su tradicional y ruidoso tráfico de cada día.

Este 2017, el puente “recierra” sus puertas

Este verano el Puente de la Libertad recuperará su carácter más humano para que la gente se asome de otra forma al Danubio. Algo que sin duda se traducirá en multitud de oportunidades para que miles de personas, tanto habitantes como turistas, tomen el pulso de la ciudad y disfruten intensamente de la época estival.

¿Cómo ha sido posible que se repita la experiencia?

Este iniciativa ha sido posible gracias al compromiso e impulso de una asociación de ciudadanos llamada Vaylo (Város és Folyó Egyesület) que traducido del húngaro al español significa “Asociación de la Ciudad y el Río”.

Una campaña ciudadana liderada por este colectivo consiguió convencer a las autoridades de todo lo que aportaba el cierre del puente al tráfico en fechas señaladas. Finalmente, Alexandra Szalay-Bobrvicky, vicealcaldesa de la capital, anunció que el Puente de la Libertad se cerraría varios fines de semana durante el verano. En concreto, los del 17-18 y 24-25 de junio, y durante el mes de agosto, los días 5, 6, 12 y 13.

Así que ya sabes, si tienes pensado ir de turismo a Hungría y visitar Budapest, aparca el coche y siéntate con la gente a disfrutar de un alegre picnic en el señorial Puente de la Libertad. Seguro que no olvidas la experiencia.

Otra forma de conocer y vivir Hungría

Hungría te ofrece infinitas oportunidades para el turismo y la vida. Las emociones son imposibles de traducir, pero si lo que necesitas es un experto en traducciones de húngaro, en nuestra web encontrarás a traductores profesionales especializados. ¡Te esperamos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *